domingo, 2 de octubre de 2011

Los problemas y su bendición

He oído en repetidas ocasiones que los problemas son lecciones que debemos aprender, detrás de cada dificultad hay bendiciones y debemos darle gracias a la vida porque nos permite enfrentar vientos en contra y nos posibilita pelear batallas duras, difíciles. Recuerdo que un amigo al oír una de estas expresiones gritó: ¡Entonces estoy haciendo un doctorado en eso, porque que pocotón de problemas los que tengo por estos días!

Creo que aprendemos mucho de estas situaciones que nos hacen sufrir; de esas que nos duelen y no quisiéramos tener. También me parece que tendríamos que trabajar más en el cómo hacer que esas experiencias duras, difíciles, se vuelvan trampolín para llegar a estadios mejores de nuestra vida. Hoy quisiera reflexionar eso con ustedes:
1. Reconocer las dificultades y los problemas que tenemos, pues nada hacemos negando la realidad y tratando de huir de ella. Si tenemos una situación dura, lo primero que debemos hacer es aceptarla. Tomar conciencia de qué es realmente, cómo se produjo, qué actores están presentes y por qué, cómo puedo solucionarla. No culpes a nadie. Encontrar culpables no soluciona los problemas; a veces lo que hace es agravarlos. Es bueno ver quiénes son los responsables, para ver qué se puede hacer; pero de nada sirve vivir señalando con el dedo índice a los otros hermanos con los que compartimos la vida.

2. Es necesario ser valientes. No podemos desesperarnos, ni angustiarnos, frente al problema; sino debemos decirnos: ¡soy capaz de solucionarlo! Siempre hay una solución. Hay que desterrar el negativismo de nuestra manera de pensar. Hay que hacerse sordo a todos esos comentarios de los “dificilitadores” que tratarán de desanimarte y decirte que te des por vencido.

3. Es bueno pensar en batallas anteriores que he dado y en las que he salido victorioso. Es fundamental que estos recuerdos los tengamos vivos y nos sirvan de inspiración para creer que somos capaces de vencer. ¿Si en el ayer pudiste resolver el conflicto porque ahora no vas a poder? Ten la certeza que ahora estás más -y mejor- preparado que en el ayer; luego hay más posibilidades de poder resolver el tema.

4. Hay que analizar con cuidado, con detenimiento, de qué se trata. Si no comprendes el problema no lo vas a solucionar. Recuerda que muchas veces las cosas no son lo que parecen, ni el problema está en lo que aparece más evidente. Hay que discernir con mucha inteligencia para descubrir la dinámica de la situación y ver, realmente, cómo se puede solucionar.

5. Revisa qué cualidades se te exigen tener para solucionar ese problema y salir vencedor. Mejor ¿Con qué cualidades de tu ser puedes vencer esos problemas? Estoy seguro de que aquí puede estar la bendición, la lección que la vida quiere darte y que vas a aprender. Cuando nos dedicamos a solucionar la situación que tenemos vamos desarrollando esa cualidad, esa virtud que nos hacía falta.

6. La espiritualidad es fundamental. Dios es el centro de la vida, y es el que pronuncia Palabras de vida eterna, el que sana con su Palabra. Necesitamos tener una relación íntima e intensa son Él, necesitamos amarlo y dejar que su presencia, su poder, su Espíritu, nos guíe y nos haga crecer. Cuando llegan los dolores, Él nos consuela. Cuando llegan las derrotas, Él está a nuestro lado para levantarnos. Cuando estamos a oscuras, Él es la luz que se enciende y nos orienta. Pero sobre todo cuando estamos en relación con Él, sabemos que todo lo que nos sucede es para nuestro bien (Romanos 8,28-37)

Piensa que este problema que estás viviendo no es para tu destrucción; sino para que crezcas y seas mejor. Te invito a leer Isaías 43,1-7 y Habacuc 13,16-17

22 comentarios:

Mónica Paez Guerrero dijo...

Se que en momentos así uno debe ver el porque o para pero en este espacio de mi vida, aun no lo veo el hecho de perder a mi padre me ha dejado como en el aire y no logro encontrar la fuerza necesaria para levantarme de nuevo, ver que pasa el tiempo y estoy como en una burbuja donde para mi todo sigue igual.
Es una buena reflexión y se que necesito de Dios ahora para entender donde esta la bendición de esto y muchas cosas mas.

María Bernal dijo...

Gracias padre por la explicación sencilla y clara del evangelio de hoy.
Realmente hay momentos en que sentimos que nos ahogamos con dos gotas de agua, cuando debemos es guardar la serenidad para poder encontrar la solución al problema.
Dios le siga iluminando y fortaleciendo en su vocación.

olguita dijo...

Es muy importante preguntarnos realmente.... "con que cualidades salgo victoriosa de esta situacion.... " casi nunca nos hacemos esa pregunta. Muy valioso ese interrogante para aplicar diarimente. GrACIAS NUEVAMENTE PADRE.

Aire dijo...

Buenas noches padre, muy bonita reflexión me identifique con este escrito por estoy pasando por eso y gracias a q mi Diosito no m desampara y me ha dado muchas fuerzas, fortaleza, entendimiento he salido poco a poco d esta situacion. Y soy muy feliz en estos momentos con las lagrimas q he derramado tambien me ha liberado. Gracias padre por sus palabras tan bonitas...

Diana Ospina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Diana Ospina dijo...

Padre mil gracias porque sus reflexiones y palabras para el diario vivir, nos permiten entender y aplicar de una mejor manera la palabra de Dios.
No se si sea posible pero me gustaria hablar con Usted a través de correo electrónico.

KBTO dijo...

Muchos piensan que los problemas son pruebas de Dios, pero son situaciones de la vida que a todos nos tocan y debemos asumirlos asi como nos dioce el padre, nadie asi tenga dinero, poder, etc, esta excento de problemas no pensemos lo contrario, ni asumamos una actitud derrotista. Dios no bendice

Luisa dijo...

usted es un angel Padre, Dios nos lo ha enviado para que nos guie y nos haga reflexionar, todos tenemos problemas, unos mayores que otros, pero Dios no nos da cargas que no podamos soportar, que Dios lo bendiga Padre Linero!

Zoila Pérez dijo...

Gracias Padre! soy seguidora de sus reflexiones diarias y siempre que tengo dificultades sus palabras las siento dirigidas direcatmente a mi, bendito sea Dios, hoy, 3 de oct. hablaba ud. de cómo los problemas pueden ser lecciones de vida y justamente me ha servido para orientar con respecto a los problemas familiares. Que Dios lo bendiga mucho Padre y gracias por el tiempo que nos dedica para auxiliarnos y darnos a conocer a Dios!! Mi nombre es Zoila Pérez y vivo en Maracay - Venezuela

Alonso José Larreal Bracho dijo...

Excelente reflexión Padre, de verdad ahogarnos en un problema no resuelve, en cambio pedir a Dios nos ayude enfrentar permitirá alcanzar la victoria. Pensaré en estos momentos en esas victorias que Dios me ha dado. Dios Bendiga su ministerio.

juank dijo...

En la vida debemos tener la capacidad de poder aceptar la santa voluntad de nuesto DIOS, todo lo que nos suceda son bendiciones por que la vida se hace grande con alegrias y tristezas es ahi cuando demostramos nuestra FE, desde ahi debemos partir en tener FE y aceptar su santa voluntad, en estos momentos estoy pasando un momento nunca pensado en mi vida pero creo confio y espero en DIOS que saldre adelante por que todo lo puedo en CRISTO JESUS, pido perdon al DIOS todo poderoso por la soberbia y la falta de humildad nos hace pecar.Gracias padre lineros por sus reflexions claras y sencillas.

Anita dijo...

Padre, gracias por su consejo llega en un momento oportuno a mi vida, se que el Señor esta conmigo por medio de usted
Bendiciones

zilgomez dijo...

De acuerdo a lo escrito por usted padre en cada problema o dificultad que afrontemos, habrà una bendición. Pero ante la muerte de un hijo que bendición por parte de Dios recibiremos? Más aún que ésto suceda por irresponsabilidad de adultos, en el comienzo de su juventud. No es fácil afrontar esta situación, la vida se le derrumba a uno en un segundo; como a mi, en tres minutos asesinaron a mi hijo de 14 años, cómo podré tener una bendicion ante ésto?
Si lo único que tengo para seguir luchando por mi otro hijo, es la fuerza que Dios me da, pero no es fácil, me acerco Él, me da tranquilidad. Éste camino es duro y sé que en algún momento encontraré de nuevo el sentido a la vida y a lo cotidiano de la vida.

yudy dijo...

que reflexion tan bonita, lo hacen levantarse para seguir luchando con los obstaculos que se le presentan en la vida cotidiana. Gracias padre por ser esa persona que nos ayuda a estar mas cerca de Dios

leober ( acirito) dijo...

En momentos dificil me pregunto porq yo, he aprendido a ver de otra manera y gracias a dios puedo decir hoy en dia Padre estoy en tus manos, por sus consejos, y dia dia cada palabras aprendi a no cuestionar, sino aprender y saber perdonar . Gracias padre linero Dios lo siga iluminando.

leober ( acirito) dijo...

En momentos dificiles me preguntaba porq yo, hoy en dia doy gracias señor, por cada unas de las dificultades y no cuestionar no es facil, pero gracias a ud padre dia a dia he cresido, valoro cada momento, q gran reflexion dios lo bendiga y la Luz misericordiosa lo siga ilumninando para guiarmos dia a dia. Graciaaas

Kontre dijo...

Gracias padre es muy esperanzador el texto. Todo es posoble con la ayuda del padre celestial.

CAROLINA dijo...

PADRE PIDO POR FAVOR SU BENDICION Y SU ORACION YA QUE MI HOGAR SE DESTRUYO Y YA NO SE SI PEDIRLE A DIOS RESTAURACION O SIMPLEMENTE ACEPTAR LO SUCEDIDO.

Nelynda dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nelynda dijo...

Padre, gracias por sus enseñanzas!Yo aprendí mucho de una dura crisis que pasé, me quedé sin trabajo, perdí a mi esposo cuando quedé embarazada, los amigos no fueron los amigo y me vi sola. Mucho me costó entender que a veces hay problemas que no tienen solución, como seres humanos nos cuesta aceptar la realidad y sufrimos mucho por ello. Aprendí que en nuestras fuerzas muchas veces no está la solución que queremos, que es mejor soltarle los problemas a Dios porque El es capaz de transformar el dolor y todos los sin sabores que genera una crisis por oportunidades de crecimiento y bienestar.

PILIN LEON Val/Vzla dijo...

Muy cierto padre.. Detras de cada problema hay una gran bendicion. Y es asi nosotros los seres humanos nos nos ahogamos en un vaso de agua por un pequeño problema cuando hay personas q si realmente lo tienen y aun asi no se angustian y dejan todo en manos de dios... Padre q1ue dios lo bendiga y le permita seguir orientando!

cquintana dijo...

Carmen Quintana Gracias por sus reflexiones de verdad llega alma Que Dios lo Bendiga