jueves, 6 de noviembre de 2008

SOY LIBRE, NO TENGO QUE AGRADAR A NADIE


Dios nos ama con amor incondicional. Esa es la verdad más fuerte e importante de toda la vida. Hagamos lo que hagamos igual nos quiere. Somos salvados por su amor. Es un regalo no la compramos. Por eso es que nunca estamos solos. Hago el bien porque es mi esencia hacerlo y porque regojo lo que siembro, no porque con el esté ganándome a Dios.

Sé que estás acostumbrado a ganarte el amor de los demás; y que, para hacerlo, muchas veces tienes que ponerte caretas, mimetizarte en lo que no eres y, de rodillas, mendigar un poco de atención. Sé que esta sociedad, en la que vivimos, te ha acostumbrado a huir de la soledad y “engancharte” emocionalmente o “adjuntarte” a cualquiera, bajo cualquier pretexto, con tal de no estar solo. Sé nos han hecho creer que no somos valiosos si no tenemos tal o cual característica física, tal o cual profesión, tal o cual manera de vestir. Nos hemos gastado la vida buscando razones para que los demás nos amen y, por eso, le tenemos miedo a estar solos; olvidando que hay Uno que nos ama de manera incondicional y que siempre está con nosotros.

Hoy quisiera liberarte de cualquier esfuerzo por hacerte amar de Dios, pues te ama y punto. No tienes porque hacer de tu vida un ejercicio continuo de conquistar su amor ese ya se te regaló en la cruz, en su hijo Jesús. Anselm Grün lo dice así: “No te preocupes de si eres Justo. Poner la mirada en Jesucristo, que murió por ti en la cruz, te libera de esos pensamientos. Eres amado incondicionalmente. El amor de Jesús te hace justo. Eres valioso. Eres recto y justo ante Dios”.

No hay razones posibles que se puedan aducir para que Dios te ame. Como dice el salmista “¿si llevas cuenta de los pecados quien podrá resistir?” No hay razones humanas posibles que nos hagan justos ante Dios. Si fuera por nuestras acciones ya estaríamos perdidos y nadie merecería el amor de Dios. ¿Quién puede ser justo con sus acciones ante Dios? Estoy seguro de que el estrés, la angustia, los complejos, el fanatismo, la infelicidad, entre otras enfermedades actuales, no son sino el resultado de los que sueñan con ganar el amor de Dios a través de sus acciones. Como bien dice Grün: “En Jesucristo Dios nos ha mostrado otro camino: el camino de la fe. Si creemos en Jesucristo, que por nosotros se hizo hombre para quebrantar el poder del pecado, quedamos libres del poder esclavizante de la ley. Entonces experimentamos otra manera de llegar a ser justo. Ésta es la aceptación incondicional por parte de Dios, aceptación que se hace visible en la cruz de Jesucristo…Somos libres. A partir de ahora podemos confiar en que somos amados por Dios no porque aduzcamos un rendimiento ante Él sino porque Él mismo nos ha demostrado su amor en Jesucristo”. ¡Ah, no tengo que justificarme ante nadie! ¡Tengo que ser libre viviendo en el amor y creyendo en el Señor! Decepcionar a los otros no siempre es un acto malo y equivocado, alguna veces es lo mejor que puede pasar. ¡Qué emoción liberarme del peso de vivir aparentando y exigiéndome lo que no puedo dar!

Que quede claro algo: No sé te está dando licencia para hacer y deshacer. No vayas a creer que las obras no tienen sentido, y que ser bueno es lo mismo que ser malo, ya que ese no es el sentido. Se te está recordando que es lo central de la vida y se te está librando del peso de tener que vivir como los otros quieren, como los otros exigen o como definitivamente no quieres vivir. Quien ama y se siente amado no hace nada destructivo, de eso estoy seguro. El mal siempre es fruto del no-amor, del no sentirse amado ni no saber amar. Quien ama y se siente amado permanece en el amor.

Se te está invitando a ser tú mismo. A vivir según el Espíritu. “Vivir desde el Espíritu significa vivir desde la propia profundidad, sede lo originario, desde el yo más íntimo. A partir de ahí crecerá el bien en nosotros… No somos esclavos de nuestro propio rendimiento ni de las expectativas que nos encaminan a nosotros mismos, de la presión que ejercemos sobre nosotros mismo para hacerlo todo perfectamente de tal manera que Dios esté contento de nosotros”. Ya Él me ama y eso me hace plenamente libre. Que nadie me pida que haga lo que ellos quieran, sólo haré lo que descubro desde Dios, lo que me hace feliz y ayuda a mis hermanos a ser felices.

6 comentarios:

jaisa dijo...

gracias, mil veses gracias ese gran articulo que escribio hoy 6 de diciembre, me llego porque yo soy una persona que le guataba mendigar amor y siempre jugaban conmigo , sin saber que el maximo amor lo tenngo en Dios, mis hijos , y mis padres.
jaisa

MERLYN CECI dijo...

HOLA PADRE ALBERTO, DIOS LO BENDIGA ME ENCANTO SU ART. DEL 9 DE DIC, SABER DECIDIR, YO CREO QUE SI APRENDEMOS A MEZCLAR DE UNA FORMA ADECUADA LA RAZON Y LOS SENTIMIENTOS PODREMOS TOMAR LAS DESICIONES MAS ADECUADAS, NO LAS EXACTAS, PORQUE EN ALGUNAS OCASIONES CREO QUE ES MEJOR EQUIVOCARNOS.
SABE A MI ME GUSTA EQUIVOCARME CREO QUE ME PERMITE APENDER DE MI VIDA Y MEJORAR CADA DIA, CADA VEZ QUE ME EQUIVOCO APRENDO A TOMAR MEJOR UNA DESICION... Y ESO ME HACE FELIZ,,,,, Y TAMBEIN ME HACE MUY MUY FELIZ VIVIR BAJO LA PRESENCIA DE DIOS. ES NUESTRO MEJOR GUIA.
BENDICIONES, FELIZ NAVIDAD Y UN ABRAZO DE OSO, DIOS LO BENDIGA

Tania Ma. Pascuas Quintero dijo...

Padre Alberto, gracias por estos escritos. He visto dos videos: Todo lo puedo en Cristo que me fortalece y no mendigues amor. Los encontré en un momento dificil de mi vida. Los he visto mas de 5 u 8 veces. Mi constante ha sido mendigar amor. Ahora que fije mis sentimiento en una persona que no me correspondiò me ha hecho de nuevo caer. Nuevamente gracias, y le pido ore por mí.

maryorie johamna dijo...

estoy muy contenta de ver estas reflexiones me ayudan mucho y me doy cuenta del gran amor que DIOS me tiene y que ningun hombre es neceesario para ser feliz solo basta con el amor de DIOS el es nuestro amigo confidente proctetor es todo gracias DIOS por darme tantas bendiciones te amo

Sandra dijo...

Padre Linero, mil gracias por sus palabras, me llenan de energía para seguir el camino en compañía del Todopoderoso, mi corazón sólo le pertenece a Dios, Mi Padre Celestial es el único dueño de mi vida, nadie más, Que Dios lo bendiga Padre Linero, gracias por sus oraciones.

MARTHA HUERTAS B dijo...

BUENAS NOCHES PADRE ALBERTO:
HE LEIDO EL ARTICULO POR SUGERENCIA DE UNA SEGUIDORA SUYA, ME GUSTO MUCHO, EN ESTOS MOMENTOS ESTOY PASANDO POR UNA DIFICIL SITUACIÓN CON MI ESPOSO, EL ES UAN PERSONA ALTIVA, LE GUSTA HUMILLARME,Y ECHARME EN CARA TODO LO QUE ME DA, TENGO CASI 30 AÑOS DE CASADA, EN LA CTUALIDAD ESTA PEGADO A SU FAMILIA, HACE ALGUNOS MESES SE MATO SU HERMANO Y DESDE ESE MOMENTO SOLO LE IMPORTAN SUS SOBRINOS, CUÑADA Y MAMÁ, YO SOY UN MUEBLE MAS DEL APTO. GRACIAS A DIOS ESTOY PEGADA A LA MANO DE PAÁP DIOS Y ESO ME HA SOSTENIDO.EL LEJOS DE SU FAMILIA ERA DIFERENTE, PERO MIS HIJOS Y MI FAMILIA MEE DAN MUCHA FORTALEZA,SE Q DIOS PELEA POR MI Y Q OJALA EL NO SE DE TARDE CUENTA DE LO Q ESTA HACIENDO.
MUCHAS GRACIAS PADRE POR SUS ARTICULOS SEGUIRE LEYENDOLOS ESO ME HA FORTALECIDO.
BENDECIDO SEA.
MARTHA H