lunes, 12 de diciembre de 2011

La felicidad de ser lo que soy

Me gusta la gente auténtica. Aquella que no usa máscaras, ni caretas para esconder quién es y cómo vive. Me fascina relacionarme con la gente que no saca relucir sus “buenas costumbres”; ni quiere enrostrarles a otros sus supuestos abolengos y alcurnias medievales, propias de épocas oscurantistas. No puedo negar mi admiración por aquellos que tienen el don de hablar sencillo y decir cosas profundas. No sé nadar en el mar de las palabras rebuscadas que termina siendo bien llanito. No disfruto hablando con quienes viven contando sus acciones heróicas, las grandes cifras que tienen en sus cuentas corrientes o los cipotes negocios que se les han ocurrido. Nada de eso me gusta, ni lo disfruto sino que huyo de esas experiencias.

Soy corroncho: no sé comer caviar y sí guineo verde “pangao” con queso. Digo algunas palabras que me han dicho que son malas –pero nunca me ha explicado satisfactoriamente por qué lo son-, me encanta gritar y reír a carcajadas; aunque muchas veces me han dicho que eso no es bien visto por la sociedad.

Me gusta encontrarme con aquellos a los que la sociedad ha despreciado por sus errores y me fascina aprender de ellos. Me gusta el vallenato y me sé todas las canciones de Diomedes, en cambio disfruto muy pocas de Mozart o Bethoven –sé quienes son y lo grandioso de su aporte a la humanidad pero no dicen mi gusto-. Me gusta vestir de bluyines y camisetas a rayas así más de uno crea que eso no expresa la dignidad sacerdotal que Dios me regalo sin yo merecerla.

Soy bueno para pelear, discutir y hacer valer mis derechos, aunque a alguno se le ocurra pensar que por eso no soy humilde. Creo en la amistad. Y aprendí la amistad en la calle, en el equipo de basquetbol, mientras era defendido por Asdrubal Peralta en una pelea callejera o mientras era yo quien lo defendía cuando nos tocaba tirar trompadas contra los de la otra calle en el Olivo; en esa amistad que experimento en los relatos de uno que dio la vida hasta por un traidor como Judas.

Ni modo, usted está leyendo a un corroncho, a uno que no quiere esconder su múltiples defectos ni cree que gracias a la televisión ahora es más gente o tiene mejores costumbres; a uno que le gusta la comodidad –y trabaja dura por tenerla- pero que no olvida que nada de lo que se tiene llega a valer más que el corazón. Usted lee a uno que sabe que las carencias son bendiciones; a uno que no cree en un Dios inquisidor y destructor del hombre que busca hacerle pagar con fuego ardiente el placer que este ha vivido. Soy quien quiere evitar sacar el dedo índice para hacer sentir a otro culpable, y que no hace de la crítica su mejor virtud. A uno que es un pecador –tal vez el más grande de todos- pero que todos los días tiene una lucha honesta y sincera por ser coherente y trata de identificarse plenamente con Cristo (Gálatas 2,20).

Disculpen que hable en primera persona; pero siempre es mejor hablar concretamente. Todo esto es para invitarlos a ser personas auténticas (honrados, fieles a sus orígenes y convicciones), a no cargar máscaras, ni cruces que no ayuden a ser felices. No vivan la vida que no quieren vivir. Dios nos quiere felices, siendo quienes somos y luchando todos los días por ser mejores. Se trata de vivir sin superestructuras que nos doblen la columna y nos obliguen a ver el piso como horizonte, en vez de estar erectos y con la mirada hacia el horizonte infinito. Se trata de entender que, no porque hagamos sentir menos a los demás, nosotros vamos a ser más; o que deseando y envidiando lo que los otros tienen, vamos alcanzar a llenar el vacío que tenemos en el alma.

Seguro decepciono a más de un de mis lectores y seguidores del twitter, pero no puedo engañarme -ni engañarlos- diciendo que el camino de la puerta ancha es mejor que el de la puerta angosta (Mateo 7,13-14), sólo siendo nosotros mismos, eso sí cada día luchando por ser mejores, podremos llegar a mirarlo a la cara y recibir una palabra de bendición (Mateo 25,34).

Por ahora sigo jugando tenis y ganándole a Gaby Castillo –por lo menos hoy, cuando hago esta columna así pasó-, un auténtico Caribe con el que converso de Dios y del juego; mientras decimos palabras de esas que otros no quieren, reímos y tratamos de vivir en autenticidad.

29 comentarios:

anamcepeda dijo...

Que palabras más exactas y puras. Padre, es cierto todos vivimos con máscaras para que las otras personas no vean de diferente manera, para ellos quizá mejor, pero para nosotros es algo que no somos. Yo quisiera ser muy muy felíz pero mi corazón está lleno de tristeza, sin embargo cada día intento llenarme de amor para darle a mi esposo y dejar en alto el nombre de mi hija que partió al cielo, para que allí diga siempre que su mami es una berraca... Gracias por llenar mis días de buenos propósitos. Dios lo bendiga y le permita seguir en esta hermosa laboar...

Innovanda dijo...

En la Sencillez está la Grandeza. y en la Simplicidad la Paz.
Cada quien tiene sus gusto y estilo propio. Entonces no queda más que disfrutar de la vida, ser auténticos y respetar el estilo del otro para que te respeten a ti mismo.
Y siempre con la Verdad por delante.
Gracias pos su palabras Padre tan sinceras, llenas de experiencias, y palabras con sabor latino, caribeño y humano. Muy CHEVERES!!!
Linda, Venezuela.

Carmen Elena dijo...

Padre, me encanta saber quien es y no creerse más que los demás, sentirse un pecador, pero con ganas de ser mejor, amar la sencillez de cada persona, continue siendo auténtico y pidiéndole a Dios que mejore cada una de sus debilidades...aqui oro por usted para que cada dia Dios le siga dando la inteligencia para llegar a personas que necesitamos de cristianos como usted que expresen con amor y sencillez la palabra de Dios. Dios lo bendiga y la Virgen lo guie. Cardmen Elena

Nelly dijo...

APLAUSOS!APLAUSOS! Por eso te admiro, vé!

Chamberlain dijo...

Excelentes palabras Hermano! Puedo decir que me identifico con muchas de ellas y entiendo por qué dices otras... lamentablemente la gente tiene una imagen de nosotros los curas, de la Iglesia y de Dios, que ña mayoría de las veces no corresponde con lo que somos. Un saludo cordial y fraterno. Padre Chamberlain. Venezuela.

Angela dijo...

Padre, más autentico que usted nadíe. Que maravilla poder escucharlo en la eucaristia del domingo, leerlo en el Twitter y en el blog. Que aliento nos da para empezar la mañana de cada día. Que bueno saber que nosotros los catolicos no tenemos necesidad de ir a otra religión, porque usted habla para llegar a nuestra comprensión, a nuestro espiritú y a nuestro corazón. Dios le permita seguir acompañandonos con sus reflexiones. Y cuentenos por favor donde le ponen las pilas para tener tanta energía. Siga de la mano de Dios.

joalnarma dijo...

Esa es la gente que me gusta. que buenas palabras.

Jorge Alberto Ochoa Sotomayor dijo...

Gracias por esas hermosas palabras en las cuales se manifiesta lo que realmente debemos ser, desafortunadamente nos encontramos momentos duros y por miedos no expresamos la verdad. Si hubiera conocido antes sus palabras se que muchas cosas hubieran cambiado pero ahora lo escucho y leo en cada uno de sus publicaciones para continuar se mejor día a día. Que Dios lo bendiga y hay que se claros con todos y ser felices y estar agradecidos con Dios.

PILIN LEON Val/Vzla dijo...

Que bonito Padre, todos los dias veo su programa,leo su Twitter y el blogy, Gracias por tan lindas palabras, anecdotas y consejos. Usted cada dia llena mucho mas nuestros corazones. Que Dios lo bendiga y lo cuide siempre Pdre!

Kati dijo...

Me encanta su comentario, ver su simplicidad con la que se describe y es saber que se describe tal cual lo percibimos...Dios lo bendiga...

Diana Baynes dijo...

PADRE QUE BONITAS PALABRAS ...
SIEMPRE NOS ANIMA CON SUS SABIAS REFLEXIONES

LuisXV dijo...

Siga siendo usted como es, y siga pregonando que el man esta vivo, recuerde la pequeña anecdota que hace poco escuche de una profesora que por mas que la criticaban seguia insistiendo en su profesion y en su apostolado por enseñar a los niños y asi hizo grande un colegio. una vez llego a su meta, le preguntaron que si no escucho los comentarios. Sencillamente respondio "Soy medio sorda". no se que pudo obligarlo a escribir esto pero es muy lindo y es posible que a todos nos halla pasado alguna vez.
Maria escobar

Maria del Valle Abad de Pinto dijo...

ME ENCANTA ESA FELICIDAD, DE PENSAR Y DE ACTUAR, QUE ASI SEA POR SIEMPRE..QUERIA HACERLE UNA SUGERENCIA SI LE ES POSIBLE PUBLICARA LA ORACIÓN DE FIN DE AÑO..GRACIAS DIOS LO BENDIGA..

naty dijo...

Ay padre como me identifico con sus palabras.. a mi me encanta tambien la gente asi.. gente transparente gente con la que uno sabe a que atenerse... Padre me encanta leerlo en su blog... BENDICIONES PARA SU VIDA...

Santisiembra dijo...

Padre más claro no canta un gallo dice el refran, esa autenticidad suya, anima a desprenderse de posicionamientos absurdos, tanta veces asumidos por complacer a otros. Me encanto su post, Dios le bendiga y siga guiando su ministerio. Siempre le escribo al twitter y al principio me parecia sin respuesta alguna, pero la respuesta la encuentro en su predica, en la tarea diaria y en estos sus post. DLB

Santisiembra dijo...

Padre más claro no canta un gallo dice el refran, esa autenticidad suya, anima a desprenderse de posicionamientos absurdos, tanta veces asumidos por complacer a otros. Me encanto su post, Dios le bendiga y siga guiando su ministerio. Siempre le escribo al twitter y al principio me parecia sin respuesta alguna, pero la respuesta la encuentro en su predica, en la tarea diaria y en estos sus post. DLB

Chili dijo...

Gracias Padre Alberto,una cosa es verdad y nadie puede negarlo,usted es una persona con el corazon,la mente y la palabra abiertas,eso hace de usted el gran sacerdote y ser humano que es y que comparte su vida con todo aquel que abre su corazon a Dios y a su palabra. GRACIAS MIL por tenernos en cuenta.que DIOS lo siga bendiciendo.

Wilson Peñaloza dijo...

Esa forma de expresarse, me gusta y pocas personas tiene el talante de hacerlo lo felicito y admiro pero solo las personas que tienen un carácter fuerte y saben el sentido de la palabra dada tienen la suficiente entereza para decir como son, porque si lo hace una persona que dependa de otra tiene que utilizar mascaras.
Lo que pienso que sin llegar a ser arrogantes podemos mostrar a cómo somos notros con los principios de la otredad. Gracias padre por contarnos como es. No lo conozco en persona pero se nota la humildad, la sencillez y la sabiduría. Muchas Bendiciones

eperezcuadrado dijo...

me identifico con ud y elDios de la vida le siga guiando

Comunidad de Oracion Parroquia San Miguel dijo...

Un abrazo p. Alberto! tus palabras siempre me llevan más allá. ¿te veremos en Cançao Nova en el 2012? Venite para Argentina! armamos un picadito con Tincho y comemos algún buen asado. Miguel

Gustavo Romero dijo...

Gracias, padre Linero, por cada palabra dicha en este blog.

Pilar dijo...

Eso es lo que me gusta de usted padre y a mi familia también. su sinceridad es un ejemplo para nosotros y para la mayoría de los sacerdotes

ING. PATRICIA dijo...

Buena esa padre!!!,la sencillez es algo de admirar hoy dia en medio de esta sociedad que en ocasiones nos obliga a no serlo y uno se deja, pero padre como usted lo ha dicho somos humanos pecadores y cada dia con sus reflexiones nos provoca a la oracion y a buscar verdaderamente a Dios....

Dios lo Bendiga !!!!!

monacha dijo...

Cierto muy cierto, como decia mi abuelo Felipe, somos en mayor o menor medida, oscuridad de la casa y luz de la calle, siempre mostrando muchas veces nuestro lado negativo en casa con nuestra familia, pero ante nuestras amistades somos lo que en verdad no somos... Porque? Nos cuesta mucho? Me gusta mucho su autenticidad, nos ensena que es un ser humano, de carne y hueso, pero que tiene la gran bendicion de tener un corazon lleno de mucho amor, ingrediente que mueve al mundo entero pero que muchos olvidamos que existe... Dios lo bendiga hoy y siempre...

katerine dijo...

uno de los mejores regalos de cumpleaños que pude recibir...
gracias padre por darnos animo, por sembrar en nosotros las ganas de vivir, de luchar, por sembrar esa necesidad de acercamiento a Dios, gracias padre.. ojala tuviera la bendicion de ser escuchada por ud. y conocerlo...

ARTURO MICHELENA VISO dijo...

Luchar por un mejor destino, asimilando lo que dejamos por detrás,construyendo lo que tenemos por delante y proyectando lo que puede ser el porvenir, superando, valorando y sabiendo esperar lo que es justo recibir…….abriendo caminos dejando huellas,transmitiendo experiencias positivas...imponiendo metas, y dando ejemplo con la actuación,
cumpliendo con la labor evangelizadora y creadora de esperanza, ahi es cuando toda su autenticidad entonces lanza en su vida un bumerang que regresara con la recompensa de un mejor
futuro que se ha ganado por justicia divina y esto ocurre a perfeccion en el tiempo que dios elige y que el espíritu santo decide lo covenga, y al final la mayor recompensa poder estar al lado de dios.UN ABRAZO ROMPECOSTILLAS!!!!!!
ARMICH, VENEZUELA

Tu Boticaria dijo...

Feliz Navidad!!! me encanta el oracional el man esta vivo, me encanta el blog, o los blog, gracias por que la ORACION SANA bendito sea EL SEÑOR. QUE DIOS LO SIGA BENDICIENDO Y ESPIRITU SANTO ME LO ILUMINES. Tambien te sigo en el twiter Vivo en España. Besos

Lourdes Crespo dijo...

Gracias Padres, seres como ud., son necesarios en este mundo tan convulsionado y llenos de caretas para ocultarse. Me encanta su sencillez, su humildad y su honestidad., necesito escucharlo siempre en sus programas y ahora me encanta, soy feliz leyendo sus escritos en este blog, de aprendizaje para mi y de crecimiento espiritual, a través de ud., he conocido más a Jesús, su amor y su misericordia. Dios lo bendiga en abundancia.

Sarah Valentina dijo...

jajaja ya somos dos los corronchos padre Lineros, pero soy yo y me amo así y no me imagino de otra forma, un abrazo eterno desde Montería