martes, 2 de noviembre de 2010

Fortaleza de tu corazón

No sé si han tenido la sensación, que he sentido frente algunos problemas, de que definitivamente mis fuerzas y capacidades son muy pequeñas para el volumen de dificultades que contiene esa situación. Son los momentos en los que nos decimos: “no voy a poder resolverlo, es demasiado fuerte y grande para mí”. Pablo de Tarso era consciente de esta sensación que experimentamos los seres humanos en situaciones límites y por eso cuando le escribe a la Comunidad de Corinto les dice: “Ustedes no han pasado por ninguna prueba que no sea humanamente soportable. Y pueden confiar en Dios que no los dejará sufrir pruebas más duras de lo que pueden soportar. Por el contrario cuando llegue la prueba, Dios les dará también la manera de salir de ella, para que puedan soportarla” (1Corintios 10,13). Estoy convencido de esta Palabra. Lo he experimentado en mi vida. Por muy duro que sea el problema siempre se sale adelante, vencedor. Quiero que nos detengamos en tres énfasis:

1. Entiendo la “prueba” como la dificultad que pone en jaque nuestra fe, el sentido de nuestra vida y aún nuestras capacidades. No se trata de pruebas puestas por Dios para saber si le amamos o no, eso es propio de seres inseguros que no confían en la declaración del otro. ¿Acaso Dios no conoce el corazón humano? Entonces no tiene que probarnos, pues sabe quiénes somos y qué pensamos de Él. Por eso el sentido más bien es de tentación. Hay problemas que nos tientan porque nos hacen creer que somos incapaces y pensar en que es mejor no vivir.

2. Las “pruebas son soportables. Es una declaración que si entendemos nos puede generar mucha paz. Ninguno de nuestros problemas es más grande que la fuerza y la capacidad que Dios nos ha dado. Por muy duro, difícil, complicado, que parezca la situación, podemos soportarla y vencerla. Eso es tener fe. Estar seguro que si Dios nos ama, no va a permitir que seamos tentados más allá de nuestra fuerza. ¿Entonces por qué caemos o por qué somos derrotados? La respuesta es: porque no creemos, ni en nuestras fuerzas, ni en el amor de Dios. Cuando dejas que la situación te desespere tanto hasta perder el control, es porque no confías en que estás capacitado para manejarla; pero aún peor, es porque se te ha olvidado que Dios te ama y no va a permitir que seas derrotado por una situación. Dios es fiel. Eso no podemos olvidarlo.

3. El verbo soportar, aguantar, que se usa en el lenguaje de la Biblia (La palabra griega hypomeno: de meno= permanecer en un lugar; aguantar, permanecer firme ante la oposición; perseverar, durar) nos indica mantenernos firmes frente a la oposición que se nos está haciendo. Se trata de perseverar. La hypomeno es una perseverancia cargada de coraje. A diferencia de la paciencia, tiene el significado activo de una resistencia enérgica, aunque no necesariamente exitosa, por ejemplo, al soportar los heridos el dolor, al aceptar con serenidad los golpes del destino, el heroísmo de cara al castigo corporal, o el firme rechazo del soborno. La verdadera hypomeno no es motivada desde el exterior, ya sea por la opinión pública o por la recompensa, sino desde el interior, por el amor a Jesucristo el Señor. En el Nuevo Testamento se presenta como un “don” del Espíritu Santo (Gálatas 5,23). Por eso debemos hacer cada vez más íntima e intensa la relación con Jesús, El Señor. En la medida que lo amas y te compenetras más con Él tendrás más capacidad de aguante y resistencia.

Estos tres énfasis deben ayudarnos a estar serenos frente a cada una de las dificultades y problemas que tenemos. Es allí donde la fe se tiene que notar. Es en esos momentos tienes que mostrar que eres uno de los que cree en la Resurrección del Señor, y que sabe que las promesas de Dios se cumplirán. No te puedes angustiar hasta el extremo de enfermarte o perder el control de todo. Muéstrate como alguien que sabe que saldrá adelante de todas las dificultades y tendrás la perseverancia suficiente para no caer.

www.elmanestavivo.com
www.yoestoycontigo.com

9 comentarios:

mauricio suarez dijo...

gracias padre por sus palablas que nos llenan de animo y fortaleza para luchar con todas las ganas contra el mal que nos ataca de diferentes formas

carolina dijo...

Saludos padre linero, le escribo desde venezuela, su programa me encanta lo vi hace poco y me gusto, en estos momentos en el torbellino que es mi vida sus palabras me llenan de paz, padre tengo muchos problemas de las cuales solo yo soy responsable, tengo un miedo enorme padre, se que dios me ama pero yo le fallado tanto.... carolina....

carolina dijo...

padre le pido me ponga en oracion y si es posible me responda desde su programa mañana viernes 5 de noviembre lo estare viendo o ppr correo... padre le pido a DIOS se manifieste en mi vida de una manera contundente y amorosa.... es usted un ser especial padre... gracias

carolina de venezuela

CARLOS dijo...

Buenas noches Padre, el tema que usted trata sobre la fortaleza que necesitamos minuto a minuto ante las situaciones de vida, es quizas los más difícil para vivir. Porque en ocasiones o casi siempre el vivir es un dolor profundo, en tanto todo no salga perfecto o fácil, que es en los momentos buenos cuando se nos olvida agradecer a Dios y reconocerle su precencia, creo que esa Fe extraviada en las mejores situaciones que vivimos, la tratamos de rescatar cuando todo se torna difícil, cuando sentimos que los problemas se sobrecargan sobre nosotros y pensamos que Dios nos ha olvidado, que nos ha dejado de su mano y perdemos toda serenidad para reconocer el Salmo 23 donde nuestro Buen Pastor nos declara que siempre está de nuestro lado y que nada, ni nadie podrá dañarnos porque somos todos y cada uno sus preferidos, sus consentidos. Pero tener el valor y el entendimiento de tomar la decisión de ver esa realidad, es de gran esfuerzo, en muchas ocasiones me he rendido ante la advercidad de las dificultades, bajando mis brazos, declinando mi Fe, renunciando a todo lo que la mano de Dios me ha proveído, pero con el tiempo en la oración y la lectura de la Palabra, he encontrado una forma de identificar en mis recuerdos de esas situaciones de desesperación la bondad de Dios porque al reflexionar sobre esas penurias que vivimos y tratar de verlas como un espectador me he dado cuenta que el resultado o solución del inconveniente viene de Dios, quien pone la solución que en ese momento nunca vi, nunca pensé, nunca busqué, sólo me quejé, sólo me desesperé y dejé de lado la verdad que Él, no se aleja de mi, sino que yo soy quién se aleja de Él, cerrando mis sentidos a su amor, porque como iusted bien dice Dios es el dueño de la vida y nosotros somos su tesoro más preciado, así que las dificultades no duran para siempre e igualmente tampoco se extinguen, siempre sale otra de vez en cuando, pero no espermos que Dios sea como un mago, que aparezca lleno de espectáculos para ayudarnos. Veámoslo en la simplicidad de un amigo, un familiar y lo más común en un desconocido que a su debido tiempo como instrumento divino nos brinda la ayuda que necesitamos para salir de los problemas que en muchas ocasiones nosotros sobredimensionamos.

Muchas gracias, por su atención dedicación al servicio de Dios.

jose luis dijo...

Padre muy buenas tardes Padre es una inquietud que usted me dejo yes la relacionada con que nadie ha regresado de la muerte, pero hay varios testimoniod e personas que nos han dicho como es la otra vida y es la Doctora Gloria Polo y el Padre Carlos Cancelado adjunto le envio el link para que usted pueda verificarlo:

Conferencia de la Doctora Gloria Polo

http://www.gloriapolo.com/video_testimonio01_10.html

Conferencia del Padre Carlos Cancelado

http://www.youtube.com/watch?v=iYorVcGGn6A

Aura Bivona dijo...

Padre, el escucharte me reconforta, me da animo, y buenas Energias, y me dan ganas de seguir adelante y seguir luchando, con la fe y la esperanza que todo va a brillar......

jhon jairo dijo...

Gracias oh mi buen Jesus por ayudarnos con esos instrumentos inutiles y sobretodo que irradian tu presncia aqui en la tierra con ese testimonio vivo de tu divina presencia...

gracias Padre por ser como eres...

maria ysela dijo...

padre me llamo maria ysela soy venezolana mi correo es mariasandova70@hotmail.com padre perdone por empezar por estos dactos pero me encantaria y diuos yo creo algun dia poder hablar con usted por este medio tengo muchos incovenientes que quisiera usted me orientara tambien estoy en el feebok padre dios lo bendiga y ojala me de respuesta estoy muy comfundida

yolima dijo...

Gracias padre sus palabras me fortalecen y me reafirman en mi fé.
Ahorita estoy pasando por una dificulad familiar y hoy que he leido su mensaje me doy cuenta que DIOS siempre esta conmigo. Que DIOS lo Bendiga y que siga con esa hermosa labor. Quisiera hablar con usted para que me oriente.